Los mejores trucos para que tu hijo se duerma a su hora

A partir de unos sencillos trucos para que tu hijo se duerma, puedes conseguir que caiga rendido en su cama

  • Existen varios según el comportamiento nocturno del menor

Llega la hora de irse a dormir después de una suculenta cena pero tu hijo no está de acuerdo con la idea: o no quiere dormir solo o quiere seguir en el salón viendo la tele o se respalda en la ya conocida frase ‘no tengo sueño’. Pues bien, que no cunda el pánico porque existen una serie de trucos y rutinas para que el trayecto hacia la cama no se transforme en una carrera de obstáculos.

El descanso adecuado es esencial en la vida de un niño no solo por su bienestar personal sino para el bienestar de la familia al completo. Los pequeños, dependiendo de la edad, necesitan un número concreto de horas para poder estar al cien por cien al día siguiente: hasta los dos meses entre 10 y 17 horas al día es normal; de uno a tres años unas 12 horas al día; de tres a cinco años entre 11 y 13 horas al día y de cinco años hacia adelante las horas disminuyen hasta llegar a 8-9 diarias.

El Doctor Eduard Estivill, neurofisiólogo, especialista Europeo en Medicina del Sueño y Director de la Unidad del Sueño del Hospital General de Cataluña, explica que “existen alimentos que pueden, en general, servir como ayuda para conciliar el sueño, tanto para adultos como para niños: hidratos de carbono y comidas que contengan triptófano que es un elemento precursor de la melatonina, una hormona que ayuda a dormir”.

Estivill, además, declara que “para tener buen sueño lo ideal es tener unos buenos hábitos tanto alimenticios como de actividades y buenas rutinas” y puntualiza: “Es necesario que los niños se vayan a dormir a la hora que les corresponde para poder levantarse al día siguiente descansados y estar en pie en la hora necesaria”. Esto es una enseñanza que deben promover los padres. Aún así, existen algunos trucos para distintos comportamientos:

Trucos para que tu hijo se duerma si se levanta pronto de forma natural

Algunos niños, como los adultos, tienen mucha vitalidad por las mañanas y, además, se levantan muy temprano sin necesidad de usar despertador. En estos casos, intente cambiar su hora de irse a dormir a más tarde.

“Algo que podría ayudar a que se fuera a la cama es que no hace falta que se duerma pero sí tiene que quedarse acostado. De esta manera se cambia el objetivo y puede no mostrarse reacio”, así lo explica Dennis Rosen, Director Médico del Centro Pediátrico de Trastornos del Sueño del Hospital Infantil de Boston.

Muchos niños tienen tendencia a levantarse muy temprano, para resolverlo se puede alargar la hora de irse a dormir  

Trucos para que tu hijo se duerma si odia la siesta

Rosen es, además, autor del libro Successful Sleep Strategies for Kids (Estrategias de sueño para niños que funcionan, en español) y en él comenta que “una siesta de no muy larga duración puede ayudar a los niños a manejar mejor sus horas de sueño”.

Si tu niño odia este descanso a media tarde lo mejor es desarrollar una actividad física después del almuerzo y luego organizar una serie de juegos más sencillos como colorear o recortar: actividades que le harán relajarse y pueden finalizar en una siesta.

Se aconseja realizar una actividad relajante, como colorear, después de una actividad física, aspecto que potenciará las siestas  

Trucos para que tu hijo se duerma si no puede dormir solo

Algunos niños duermen sin ningún tipo de problema siempre y cuando estén acompañados. Esto sucede a menudo en la infancia ya que, según Rosen, “los hijos necesitan sentirse seguros y a salvo y por ello quieren que sus padres duerman con ellos o viceversa”.

Para que los niños puedan comenzar a dormir solos hay que asegurarse que están totalmente abatidos. Lo ideal es comenzar la hora de sueño 30 minutos antes de lo habitual y en el momento en que se meta en la cama decir “ya vuelvo”, para comenzar a separarse de forma suave. Cada día alargue un poco más la hora de volver.

Los niños, en la infancia, necesitan sentir seguros y a salvo y por ello quieren dormir cerca de sus padres  

Trucos para que tu hijo se duerma si es noctámbulo

El noctambulismo se representa por la tendencia a realizar actividades durante la noche en especial si son actividades que se realizan durante el día. Esto afecta más a los adolescentes ya que sus ritmos circadianos cambian y se retrasa el momento en que se van a dormir.

Un aspecto que no favorece a las personas que son noctámbulas es mirar la televisión, jugar a videojuegos o estar con el ordenador justo antes del momento de irse a la cama. Estas rutinas deben cambiar y habituar a que se realicen, por ejemplo, los fines de semana.

Antes de ir a dormir no es bueno que los niños pasen excesivas horas delante del ordenador o viendo la TV

Estivill explica que “si los niños no descansan las horas necesarias, esto puede afectar a, por ejemplo, su estatura, ya que cuando dormimos fabricamos la hormona del crecimiento y la misma puede verse afectada si no dormimos las horas adecuadas”.

Otros problemas de nos descansar lo suficiente pueden ser: falta de concentración, problemas de aprendizaje o dificultades para entender las emociones de los demás.

Si los niños no descansan las horas necesarias, su desarrollo puede verse interrumpido ya que al dormir fabricamos la hormona del crecimiento y ésta necesita las horas que corresponden”

 

Fuente Guillermina Torresi, para LaVanguardia.com

La entrada Los mejores trucos para que tu hijo se duerma a su hora aparece primero en Noticias de descanso y salud.